«Forest Lab» es la denominación que recibe nuestro proyecto de custodia del territorio en el valle de la Casella de Alzira, donde salvaguardamos 35.000m2 propiedad de Fundem (Fundación Enrique Montoliu).

Desde el año 2017 Interpreta Naturaleza ha invertido recursos económicos y personales en este proyecto a fin de poner en práctica todas las acciones que, se supone, propician y aceleran la recuperación del ecosistema.

Después de los primeros esfuerzos hemos considerado que es el momento de realizar acciones más técnicas y científicas con el objetivo de establecer esta parcela experimental como centro de referencia dentro del escenario natural del bosque mediterráneo.

Para conseguir estas metas hemos solicitado ayuda tanto al Cuerpo de Solidaridad Europeo, como la Fundación Bankia-Bancaja.

El FOREST-LAB es la respuesta a nuestro compromiso con el Pacto Verde Europeo porque creemos que el futuro de Europa depende de un planeta saludable. Los retos actuales en materia de clima y medio ambiente exigen una respuesta urgente y ambiciosa.

Con este proyecto pretendemos mostrar a pequeña escala una estrategia para mejorar la salud de nuestros bosques y su biodiversidad, en especial los polinizadores, fundamentado en cinco pilares:

  • La defensa de los insectos polinizadores y la biodiversidad en general.
  • La erradicación de especies alóctonas invasoras.
  • La eliminación o disminución de las plagas que debilitan las masas forestales.
  • La repoblaciones de enriquecimiento para mejorar la biodiversidad y disminuir los efectos de los incendios forestales.
  • La concienciación y participación de la población.

Esta primera fase se podrá realizar gracias a la financiación recibida por parte de la Fundación Bankia-Bancaja en el marco de la «I Convocatoria de Medioambiente y Desarrollo Sostenible» y servirá de punto de partida del programa que lo completa «B2B».

El proyecto «Bee2Bee» ha sido financiado en el marco del Cuerpo de Solidaridad Europeo y se centra en el fomento de los polinizadores.

Esta segunda fase persigue dos objetivos principales:

  • La investigación del efecto regenerador de los polinizadores sobre un ecosistema local.
  • La concienciación de la población sobre la importancia de conservar y potenciar la vida y propagación de los polinizadores, así como los riesgos derivados de su pérdida.

Además, las acciones serán llevadas a cabo de forma participativa por jóvenes menores de 30 años, aunque el destinatario final será toda la población.

En definitiva, este proyecto pretende ofrecer experiencias estimulantes y enriquecedoras a nuestros jóvenes con el objetivo de conseguir importantes cambios, al tiempo que desarrollan sus propias capacidades y competencias. Por eso te invitamos a unirte a nuestro equipo de voluntariado enviando tu solicitud al correo info@interpretayeduca.com

Proyecto financiado por:

NOTICIAS RELACIONADAS: