Close

WEBINAR. ESCUELAS RURALES ACTIVAS «CONCLUSIONES»

El mundo rural como un espacio en el cual además de servir de abastecimiento para el resto del mundo, también se crea cultura esencial, la cual es necesaria visibilizar.

El pasado día 25 de marzo tuvo lugar el webinario de “Escuelas Rurales Activas: Una educación arraigada al entorno”, durante el mismo se presentaron distintas experiencias educativas en las que se trabaja para la conexión de los niños y niñas con su comunidad y con su entorno.
La sesión se inició con la intervención de Joaquín Araújo, quien puso en valor los estilos de vida rurales y la necesidad de conectar a las personas con la naturaleza a través de un aprovechamiento sostenible.
Reivindicó el mundo rural como un espacio en el que además de servir de abastecimiento para el resto del mundo, también se crea cultura, una cultura esencial y a la que hay que visibilizar. Todo esto juega un enorme papel cuando hablamos de educación rural puesto que tal y como dijo Araujo “ Todo lo que te enseñen entre cuatro paredes será parcial y estará sesgado” y esta es la potencialidad de las escuelas activas, el ofrecer una educación que se desarrolla al aire libre y en contacto con la naturaleza vivencialmente.
A continuación, el militante ecologista reivindica la necesidad de mantener los servicios esenciales en el medio rural: “el mundo rural hoy es una cultura desabastecida de todo lo que se merece, nos hemos alejado de las fuentes de donde brota el agua, alejándonos de aquello que la dignidad humana más necesita: la convivencia con la vida”.
Acaba su intervención rotundamente: “Si esto tiene salida, es la entrada, y la entrada empieza por lo natural, por lo saludable: cuidar y respetar, somos lo que vemos.”
Tras esta introducción tan poderosa y que representa una gran alabanza a los estilos de vida rurales, el seminario virtual prosigue presentando al resto de ponentes. Se trata de tres casos de éxito en el que la introducción de metodologías más activas en las escuelas ha tenido grandes beneficios tanto para el alumnado y su desarrollo personal como para la comunidad y las personas que viven en el territorio funcionando como un factor fundamental ante los procesos de despoblamiento rural.
Es el turno de Delfi Ruiz, una maestra jubilada que ha pasado gran parte de su trayectoria profesional en el aulario de Olba perteneciente al CRA de Javalambre.
Durante su largo desempeño ha visto como el colegio ha pasado de tener 6 alumnos y alumnas a tener 50. En su discurso cuenta como trabajan en el aulario, la creación de un diario de clase, la imprenta, el texto libre, y sobre todo, la asamblea. Se fue generando el trabajo desde dentro, entre todos, las familias tomaron un lugar fundamental, ayudando con las tareas del huerto, realizando excursiones y acampadas.
Con la creación de la Comunidad Educativa y sus comisiones, se abordan las necesidades que van surgiendo en cada momento, siempre de manera asamblearia y buscando la máxima implicación de las familias y las vecinas y vecinos del municipio.
En estas dinámicas el huerto ha desempeñado un papel fundamental y central. El trabajo en el huerto crea vínculos intergeneracionales, incluso han creado una pequeña empresa en la que los propios alumnos acuden a mercados a vender su producto y toman decisiones en torno a qué hacer con los beneficios o cómo gestionar su actividad. Delfi termina su intervención reivindicando el papel de las escuelas rurales y su potencial a la hora de educar en consonancia con la naturaleza poniendo sobre la mesa la necesidad de organizarla y gestionarla desde el propio pueblo.
A continuación es el turno de Ibone Valerdi, directora y maestra de Magea Escuela Activa de Burgos. El proyecto se inició en 2014 cuando un grupo de familias se reunió con el objetivo de ofrecer un modelo pedagógico distinto al habitual a sus hijos e hijas. Se trata de una educación activa en la que además del contenido instrumental se trabaja fuertemente el emocional.
Ibone defiende que el medio rural es el idóneo para llevar a cabo estas iniciativas, el contacto con la naturaleza hace que incluso el juego cambie a lo largo del año, en invierno buscan hielo y en verano buscan y examinan insectos.
Se trata de introducir aprendizajes basados en la vida, entorno a un huerto y los tiempos de la tierra. En el caso de Magea Escuela Activa de Burgos, trabajan a través de proyectos en los que integran todas las materias, organizan grupos multiniveles respetando los ritmos de cada uno y pudiendo dar un trato más individualizado al alumnado. De esta manera se enseñan contenidos curriculares pero el alumnado también tiene cierta libertad de explorar aquellos ámbitos que más les mueven.
Además el hecho de estar situada en un entorno rural le da un especial sentido a la educación en el cuidado ya que se trata de niños y niñas educados en la cooperación, la colaboración y la vida comunitaria.
Finalmente se da el turno a Pedro Climent y Gloria Falomir, técnicos dinamizadores de la ERA, Escuela Rural Activa del aulario de Vall de Almonacid, perteneciente al CRA Palancia Espadán. El principal objetivo del proyecto desde su inicio ha sido evitar el cierre de la escuela del municipio. Vall de Almonacid es un pueblo situado a 10 km de Castellón en el que acuden diariamente a la escuela un total de 7 alumnos y alumnas. El próximo curso y con la promoción de parte del alumnado se ve en riesgo de ser cerrado.
Ante este escenario que a primera vista puede parecer desalentador, la Asociación sin ánimo de lucro Interpreta Natura aplicó una mirada diferencial, identificando grandes potencialidades que podían ponerse al servicio de la escuela y por lo tanto de la comunidad.
Un grupo de alumnado reducido facilita una atención humana e individualizada, una comunidad familiar que cuenta con multitud de agentes sociales dispuestos a participar en la educación de niños y niñas, un enclave natural privilegiado y el gran respaldo social que ha tenido la iniciativa entre el vecindario ha hecho posible el proyecto.
A través de metodologías más activas los niños y niñas conocen e interactúan con su entorno fomentando de esta manera el sentimiento de pertenencia, factor fundamental ante los procesos de población. A través de la dinamización de los vínculos intergeneracionales, son las propias personas del pueblo las que acuden al ámbito educativo para presentarse como expertos en relación a un conocimiento relevante del territorio. De esta manera se trabaja el patrimonio natural de la Sierra de Espadán, el patrimonio cultural de los oficios tradicionales, el patrimonio material del Castillo de Almonecir y las trincheras de la Guerra Civil del Frente del Levante. De igual manera el huerto orgánico y educativo juega un gran papel en el proyecto: se trata tanto de un espacio de encuentro en el que se conecta con los ciclos de la tierra y se fomenta la corresponsabilidad en la gestión de residuos orgánicos como un espacio de juego que se han apropiado niños y niñas para hacerlo suyo, tomando también conciencia de su corresponsabilidad en el cuidado del mismo.
No es posible dinamizar una escuela sin dinamizar la comunidad y es que, tal y como se dijo durante el seminario, todos ellos son los verdaderos protagonistas cuando hablamos de dignificar los modos de vida rurales y ponerlos en valor como referentes para niños y niñas.
Al final del seminario web se subrayó la importancia de ofrecer una escuela rural pública y de calidad, que aplique una mirada diferencial a su realidad más próxima e identifique sus especificidades como potencialidades para ponerlas al servicio de la educación. Las escuelas rurales representan un factor fundamental ante los procesos de despoblación que muchas de estas zonas están viviendo: reconozcamos su potencial y mantengamoslas abiertas.

Si después de ver este seminario te queda algún tipo de inquietud sobre esta escuela… ¡no lo dudes!

Related Posts